sábado, 13 de agosto de 2016

¡¡¡MI CAAAAAAASA!!!!


Ayer, de repente, tuve una inspiración que quise y quiero compartir.

Como algunos sabéis, estoy en proceso de cambio y regeneración, y eso, aunque haya ilusión por un lado, conlleva miedo por otro. Y uno de los miedos, es perder cosas o personas en el camino, lo que demuestra que uno está apegado a eso. Uno de mis apegos, es mi espacio vital, "mi castillo", un lugar dónde puedo ser yo mismo, sin dar explicaciones a nadie. Un sitio que apareció un día por casualidad y que se ha convertido en algo muy especial para mí desde entonces ya que las paredes de mi casa me han visto en muy y variados estados bien sólo o acompañado. 

Tras esa posibilidad de cambios a la vista, uno teme pues perder eso que tanto le ha aportado, y la reflexión que me vino fue pensar: "¡Oye, tu!, ¡VIVE EL PRESENTE! Disfruta de cada segundo que estés en tu piso, observando todos los detalles que puedas, absorbiendo el olor, los colores, las sensaciones que tienes como si fueran el último, y ¡¡¡agradécelo!!!". 

De hecho, hace la friolera de 21 años hará ahora el 15 de septiembre, me fui de viaje al Reino Unido. Tenía 25 años, una carrera y me sentía el Rey del Mundo. Quería salir de mi casa y RESPIRAR un aire nuevo. El viaje me llevó de destino a una pequeña población del corazón de Inglaterra llamada Wigston Magna, a 20 minutos en autobús de la ciudad de Leicester (famosa estos días por ser la flamante ganadora de la Premier League por primera vez en la historia de su club, del que salió hace muchos años un tal Gary Lineker, de buen recuerdo para los seguidores "culers", vaya, los del Barça). Allí, la fortuna, o la Madre Nodriza, como decía un libro que entonces acababa de leer de J.J. Benítez, me llevó a vivir con una señora que en aquel momento tenía 75 años, de origen irlandés llamada Jane Smith. El primer día, recién llegado a las 5 de la tarde, me dio para cenar un sandwitch con una especie de picadillo de carne, pero por los nervios, comí poco. 

Los días fueron pasando, y la sensación de LIBERTAD y de estar viviendo algo muy muy especial crecían y crecían. Estaba siendo plenamente consciente que estaba viviendo uno los mejores momentos de mi vida con una señora excepcional. Simpática, divertida, curiosa,.....Y a medida que se acercaba el momento de la despedida, cuando faltaba algo más de un mes para irme, quise hacer fotografías mentales de cada uno de los rincones de esa casa típica inglesa, roja, con planta y piso y "rear garden". Y por Dios que esa sensación, aun ahora que estoy escribiendo estas palabras, la siento muy dentro, como lo que fue, una de las mejoras experiencias de mi vida en muchos aspectos. Tal fue lo que viví, que hace unos meses, conseguí hablar por teléfono con la Sra. Smith, ¡¡¡20 AÑOS DESPUÉS!!! y mi piso, mi casa, mi castillo, fue testigo de uno de los momentos más felices y a la vez de mayor emoción de las que he vivido en mucho, mucho tiempo. Empecé a sentir toda la emoción contenida los últimos años y esta se desató en forma de un lloro desconsolado que no pude detener hasta pasados 45 minutos. Cerré los ojos, me tumbé en mi sofá y inspiré recordando el olor que sentía cuando vivía en esa casa mientras las lágrimas y el sollozo desconsolado no dejaban de brotar de mi alma. Me abracé a mi cojín y dejé que la emoción sugiera, sin reprimir ni una sola lágrima, sabedor de que esas lágrimas, si no eran expresadas, podían en algún momento volverse en mi contra provocando mil y una dolencias. ¡¡¡Tal es la fuerza de la emoción, unida a la sensación que uno puede sentir en un determinado espacio!!!. 

Por eso, ahora, en mi casa, en mi castillo, en mi espacio, intento disfrutar de cada minuto que puedo compartir con "él", agradecido de eso y procurando tenerlo de manera que me haga sentir bien y a gusto.

Pero la reflexión más profunda que me llega es pensar que, sí el lugar que nos acoge físicamente, nuestra casa, nuestro hogar, es un espacio físico que en nuestras vidas puede variar muchas veces, el auténtico HOGAR del que no cambiaremos hasta que que no dejemos ir nuestro último suspiro y expiremos, es nuestro cuerpo. Este irá cambiando con el paso de los años, pero en él estaremos metidos hasta el final de nuestros días. Por eso, igual que deberíamos hacer con nuestra casa, la de fuera, en la que dormimos, la otra, la que acoge nuestra Esencia, debería ser aún más cuidada y valorada. Dar gracias de tener brazos, manos, piernas, pies, piel, cerebro, boca, ojos, orejas, pulmones, estómago, intestinos, hígado, riñones, .... y todo lo que se nos ocurra que tengamos que nos ayuda a ser quienes somos y que deberíamos cuidar como el auténtico Templo que es y que nos ayuda a que nuestra Esencia y nuestro Ser se manifiesten, tomando conciencia en cada momento que estamos viviendo un momento único e irrepetible procurando darle a esa "casa" que es nuestro cuerpo aquello que, a conciencia, de una manera profunda y meditada sentimos que debemos darle para que todas las pequeñísimas casitas que conforman nuestro cuerpo, las células, reciban todo aquello que necesitan.

¡¡¡SALUD!!!

miércoles, 10 de agosto de 2016

¡¡¡QUIERO SER UNA ABEJA!!!


¡Que grande y maravillosa es la naturaleza que está continuamente dándonos lecciones! Y como formador que soy, ¡¡¡COMO ME GUSTA TAMBIÉN SER FORMADO!!!

Los grandes genios de nuestra historia se han inspirado siempre en la naturaleza, y desde un punto de vista de actitud vital, creo que las abejas son unas grandes maestras.

Ellas se preocupan sólo de trabajar buscando siempre el mejor polen para generar la mejor de las mieles para su abeja Reina y su panal.

¿Y qué hacen?, ¿se esperan a que algún otro insecto les llame a la puerta de su panal y les diga: "Eh!!! Abejas, ahí está lleno de flores repletas de un deliciosos néctar"....¡¡¡NOOOOOOOOOOO!!! Salen ellas a buscar esas flores. No tienen nada más en su interior que la intuición y para allá que salen.

Y venga, ¡EUREKA!, ya han encontrado el campo maravilloso de flores que sabían que tarde o temprano encontrarían. Y venga, a sacar lo mejor de cada una de las flores. Y aquí que voy, aquí que me paro, aquí que chupo más..."¡¡¡MMMMMMMMMMMMMM!!!, PERO QUE RICA ESTA FLOR" pensará la abeja. Y ella, concentrada en el presente, no se preocupa más que por chupar y chupar el mejor néctar que la flor, de manera desinteresada le da. Bueno, desinteresada tampoco, ya que la flor sabe que la abeja llevará su polen a otras flores que serán inseminadas y darán más frutos, y así toda la naturaleza se ve beneficiada por ese incansable trabajo de este diminuto insecto.



Y sigue nuestra amiga abeja por ahí, chupando y chupando, y de reperente, ¡ZASCA!, una flor no le da lo que buscaba. Y qué hace la abeja: ¿enfadarse?, ¿gritarla?: "¡¡¡IMBÉCIL, CRETINA!!!, ¡¡¡DAME POLEN!!!". O ¿insultarse ella?: "¡Ui!, ¡sí!, ¡ya sé que no sé nada de esto!, ¡soy una imbécil!". O decirse: "¡Ui!, ¡esta flor no me da nada!. Y ahora tengo que ir a buscar otra flor...¡¡¡NOOOO!!!, ¿¿¿YO SOLA???, ¡¡¡QUE MIEEEEDOOOO!!!, ¿¿¿QUÉ VOY A HACER YO SOLA BUSCANDO FLORES POR AHÍ COMO UNA IMBÉCIL???".

¿Y te imaginas alguna abeja en plan?: "¡¡¡Ui!!!, ¡que dolor salir a buscar néctar!. Este no es mi camino. ¿Sabes qué?, mira que la Abeja Reina me vaya manteniendo, y yo iré volando por ahí a ver qué aprendo, que esto de buscar mi néctar...¡UI, NO!, es más fácil que Mamá Reina vele por mi hasta que yo encuentre mi camino." ¿Y sabes qué pasaría?, que como la Madre Naturaleza busca siempre la Ley del Mínimo Esfuerzo, pues irá perpetuando esa situación, y esa abejita realmente poco crecerá y madurará si siente que tiene sus necesidades mínimas cubiertas. Como esas mariposas a las que un chico bien intencionado, en un laboraatorio de investigación biológica, cuando estaban en un capullo y ver que les costaba salir del mismo, les corto la punta de éste, y sí, salieron las mariposillas, pero no pudieron nunca volar porque les faltaba el último esfuerzo que se requiere para romper el capullo y reforzar la musculatura de la mariposa que le hubiera permitido volar.

¡¡¡NOOOOOOOOOOO!!! La abeja ni se lo todo eso plantea. "¿Que aquí no me dan lo que busco?, pues cambio de flor y punto pelota."

Y así suma y sigue. Y todas dan lo mejor de sí mismas para el bien de la comunidad y todas contentas.

Y lo mejor de todo: ¡¡¡son capaces de dar su vida si se ven ellas, su Reina o su panal amenazado!!!

Pensemos que nuestra Abeja Reina es nuestra Esencia. Aquella que nos pide continuamente que seamos lo que hemos venido a ser. Y que le demos lo que ella necesita (cada uno sabrá....), sin miedo, sabedores de que, cada vez que le das a tu Esencia, le estás dando al Mundo Entero ya que cuanto más brillas desde tu interior, mayor es el beneficio que todos recibimos de lo que damos desde lo que Somos.

Y si hay que darlo todo, se da, sino, ¿qué sentido tiene todo?

¿¿¿QUIÉN SE APUNTA AL "CLUB DE LAS ABEJAS"???

martes, 9 de agosto de 2016

DR. ANTONIO SUBIRÀ I MARQUET: UN GENIO EN EL OLVIDO DE LA MEDICINA Y FARMACIA CONTEMPORÁNEAS



Merecido homenaje merece este sabio poco conocido que debería estar entre los personajes destacados de la Historia de la Farmacia y la Medicina en España. De carácter emprendedor, tenaz y perseverante, fue un adelantado a su tiempo y es uno de los personajes que merece por mérito propio un homenaje por su contribución a la ciencia médica y farmacéutica de finales del siglo XIX y principios del XX al ser un auténtico pionero en su área. O como bien preconizaba una revista de la época, que decía de él que era un "(...) preclaro inventor, honra de la ciencia químico-farmacéutica española, que es acreedor a un homenaje de admiración y reconocimiento por sus continuos y meritísimos trabajos en pro del progreso humano".

Antonio Subirà i Marquet, hermano de Pablo Subirà i Marquet, destacado oftalmólogo de su tiempo, ambos nacidos en la ciudad de Cadiz, hijo de Gabriel Subirà,  pronto se trasladó a la ciudad de Barcelona donde estudió primero farmacia, especializándose en botánica donde se doctoró en el año 1898 después de presentar su tesis doctoral CONCEPTO SOBRE LA ORGANIZACIÓN DE LA CÉLULA VEGETAL.

Y ya en el curso 1899-1900 fue el redactor y profesor encargado de la asignatura de MATERIA FARMACÉUTICA VEGETAL en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, dónde, según contaban sus ex-alumnos, destacaba por su simpatía y humildad.

El Dr. Subirà tenía, por supuesto, su propia farmacia sita en el Paseo San Juan de la Ciudad Condal.

Propaganda de la Oficina de Farmacia del Dr.Subirà. Obsérvese el centro de la imagen en la que se ve una reproducción del interior de su farmacia.
Bastantes años más tarde, debido a su ferviente deseo de poder trabajar con cadáveres para el desarrollo de lo que sería su famoso MOMIFICADOR SUBIRÀ, se vio obligado a estudiar medicina, lo que hizo en tan sólo 2 años. Contaban  los que le conocieron en ese tiempo que el Dr. Subirà, estando en clases de medicina, el profesor que daba las clases le pedía a este ilustre doctor que le acompañara como colega, pero que el Dr. Subirà, haciendo gala del carácter humilde que le caracterizaba agradecía el gesto pero contestaba siempre: "No, no, soy un alumno y mi lugar es el pupitre".

Así, los cargos y títulos que ostentó fueron: Profesor y Catedrático de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, redactor del Boletín Farmacéutico, Miembro de la Academia de Invenciones de París, Miembro de los Concursos Científicos de Italia y condecorado con la Cruz de Humberto I de Italia, Presidente del Comité Científico de la Feria de Barcelona, Vicepresidente del Consejo de Administración de la Feria de Barcelona y Presidente del Jurado del Concurso Nacional Farmacéutico

Fotografía oficial de la Orla como Profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona

FÓRMULAS Y PATENTES DEL DR. SUBIRÀ

Este ilustre galeno desarrolló multitud de patentes para la industria farmacéutica humana y animal. Una de las más destacadas fue AGERASIA. Habiendo estudiado los trabajos de Elie Metchnikov, el Dr. Subirà desarrolló esta fórmula, un producto que como su nombre indica, tenía la intención de alargar la vida de las personas mejorando su salud intestinal, cosa que hoy en día está siendo de nuevo retomado con el estudio del microbioma. Esta receta la desarrolló en 1915, pero tal y como él mismo escribe, después de ser galardonado por este producto con el Diploma de Gran Premio de Honor en el Concurso Nacional Farmacéutico, a través de la REVISTA HISPANO-AMERICANA ILUSTRADA de agosto de 1915, "Hoy, que por desgracia atravesamos una crítica situación, debida por una parte, a la inícua guerra europea, la cual priva a la sufrida y resignada clase farmacéutica, el adquirir infinidad de insustituibles y activos productos químicos, al igual, que numerosas especialidades farmacéuticas, y por otra parte, las rivalidades de los turbulentos, el necio charlanaterismo en las plazas públicas, el funesto intrusismo en los ilegales establecimientos, la neglicencia de los sub-delegados, los nefandos convenios con los intrusos, y la apatía de los que rigen los altos poderes públicos del Estado, que miran con sarcástica indiferencia nuestras justas peticiones, es de necesidad imperiosa, que la clase farmacéutica que va progresando, haga un esfuerzo, salga de su atonía y demuestre sus profundos conocimientos politécnicos y sus esmerados trabajos de laboratorio". Por ello, seguramente, y debido  estas circunstancias, el producto no triunfó como se merecía.

Destaca el hecho de que el Dr. Subirà se adelantó en muchos años, al ser el primero en descubrir lo que seguramente hoy denominamos alimentos probióticos que él denominaría "glicolactolíticos" por observar que tenían la capacidad de producir glucosa y ácido láctico en el intestino, elementos necesarios para la nutrición de la flora bacteriana  "bienhechora" (según palabras del propio Dr. Subirà) que el nombraría como "glicobacilactina" y que hoy en día denominamos bacterias probióticas. Cosa que algunos años más tarde sería de importancia capital como veremos más adelante.



La otra fórmula destacada y que le hizo ser merecedor de multitud de premios a nivel nacional e internacional fue El MOMIFICADOR SUBIRÀ. Este producto era capaz de momificar cuerpos sin la inyección de ningún tipo de sustancia a nivel intravenoso, sino que la aplicación era local, dejando además un suave perfume que evitaba el mal olor propio que desprenden los cadáveres o los productos desinfectantes.


Tal fue la fama de este producto, que, tal y como cuenta un diario de la época, El Liberal de Sevilla, el 31 de julio de 1912, al Dr. Subirà le ofrecieron la astronómica cifra de 5 millones de pesetas por las patentes extranjeras. Pero su amor a la enseñanza, su preocupación por buscar remedios que aliviasen el sufrimiento humano, junto a la humildad de la que hizo siempre gala, hizo que no aceptara dicha cifra.
Presentación del Momificador Subirà en la salsa de disección de la Facultad de Medicina de Barcelona
Otras famosas fórmulas del Dr. Subirà fueron:


Reconstituyente en  galletas y chocolate para la infancia.





Destacan también entre su gama de productos:

PUTRESOTER: producto para la conservación de carnes, pescados y frutas (recordemos que no existían nevera por aquel entonces).

EUPNEA: para facilitar la respiración y evitar los ataques de disnea (dificultad respiratoria) por asma.

PICROL: aperitivo estomacal.

PIROGASTRO: comprimidos contra la pirosis, acidez, dispepsia ácida y gastralgias.

HALOHIGIO: para hacer la mejor agua de mesa (antecedente del "agua de litines").

LEUCODONTO: polvos y pasta dentífrica.

ODONTOFICO: elixir dentífrico.

GASTRONTÁLGICO: ratafía contra los males de estómago.


HISTORIA DEL YOGUR DANONE: UNA CREACIÓN NACIDA EN BARCELONA

El Dr. Subirà fue clave para la creación de la fórmula que utilizaría la empresa DANONE para fabricar de manera industrial sus yogures. El Dr. Jaume Ferran i Clua, por aquel entonces conocido como "el Pasteur español" por su contribución a las campañas de vacunación en este país, era íntimo amigo del Dr. Subirà, al que los hijos del segundo (Antonio y Elena) temían por su inefable costumbre de querer probar sus vacunas con todo aquel que se le ponía por delante. Y conociendo tan bien el Dr. Ferrán como conocía al Dr. Subirà, y sabedor de sus trabajos sobre la flora intestinal y la creación de su famoso AGERASIA, el primero recomendó al segundo al Sr. Carasso para que fuera el creador de la fórmula de su nuevo producto,  tal y como demuestran las crónicas del diario SARRIÀ del domingo 13 de enero de 1924 en la que reza: "(...) Se levantó para hablar el Dr. Subirà haciendo una descripción extensísima de la casa Danone y de los buenos resultados que le había dado la lucha verdad, sostenida para dar el premio de la Infanta Isabel a la buena preparación de sus alimentos a la casa Danone.
Hace extensísimo elogio del Dr. Ferrán y dice jamás hubiera ocupado el sitio que ocupa si Ferrán no hubiera asistido" . Esta empresa nació en 1919 en el número 16 de la Calle dels Àngels, en el barcelonés barrio del Raval. Los primeros años de su producción consideraban el yogur como un medicamento más que un alimento, por eso se vendían en farmacias.

Recipiente original de Yogur de la empresa Danone que la familia del Dr. Subirà recibió durante muchos años de manera gratuita como agradecimiento a la contribución de su insigne familiar.

Es pues el Dr. Subirà un genio olvidado. Uno de los ideólogos que hizo aportaciones tan importantes para la creación de la fórmula del famoso yogur DANONE que esta empresa estuvo enviando yogures a su domicilio particular todas las mañanas de manera gratuita a él y su familia durante muchos años.

Fotografía del acto de celebración de constitución de la empresa DANONE. En el centro de la imagen, el Dr. Subirà presidiendo la mesa, y a su izquierda, de pie, el Sr. Carasso, fundador de la misma.

REUNIÓN DE GENIOS EN LA CAPITAL DE CATALUÑA

En aquel tiempo, eran habituales las reuniones y tertulias entre personajes destacados de su época para compartir sus experiencias y logros.

A propósito de la inauguración de la fábrica DANONE en Barcelona, el ilustre arquitecto catalán Antoni Gaudí compartió junto al Dr. Subirà (dos hombres de Ciencia, que les unía su pasión por intentar comprender los procesos por los que se rige la Madre Naturaleza) este momento de importancia capital para la industria alimentaria en Cataluña.

El Dr. Subirà en la visita que hizo el ilustre arquitecto catalán Antoni Gaudí en la recién estrenada fábrica de DANONE en Barcelona (el Sr. Gaudí, a la derecha de la imagen, con barba).

ESTUDIO DE LAS PROPIEDADES FÍSICO-QUÍMICAS DEL AGUA 

Asimismo, el Dr. Subirà destacó en el estudio del agua. Fue por ejemplo el autor de la Memoria acerca del agua minero-medicinal bicarbonatada del manantial de San Jorge.  o analizó la Font Picant de Pedret. Además, podemos considerar a este ilustre doctor como al "Masaru Emoto español". Tal y como cuenta un artículo de La Vanguardia, el viernes 6 de diciembre, dónde hace referencia a los funerales del Dr. Subirà que, en la Exposición Universal de Barcelona de 1888, "atrajo sobremanera la atención sobre sí, con la cristalización de las aguas en sus formas típicas por él efectuada y presentada en bello pabellón" (dese cuenta el lector que esta gesta es anterior a la consecución de su doctorado, lo que nos da una idea de la capacidad de trabajo, innovación y visión de futuro de este singular y olvidado genio).


Agua cristalizada

UN TRABAJADOR INCANSABLE

Muestra de que a pesar de su avanzada edad el Dr. Subirà continuaba innovando con su incansable trabajo, es el hecho de que su muerte impidió que terminara la obra que estaba escribiendo, el Diccionario Sinonímico Farmacológico. Esta, de la que se conservan sus manuscritos, era una obra completísima en la que todos los términos eran vistos desde multitud de idiomas y culturas. Sólo un hombre de su talla podía ser capaz de recopilar tal cantidad de información sin los recursos de los que hoy día tenemos acceso. Incluso hoy, representaría un extraordinario esfuerzo intentar acometer tamaña gesta.

Manuscrito original del que debía ser su Diccionario Sinonímico Farmacológico pero que su inesperada muerte accidental evitó que terminase. Obsérvese la ingente cantidad de material que tenía recopilado.
Tal era la valoración que de este renombrado médico y farmacéutico se hacía, que incluso se le dedicó este texto en un libro dedicado a hombres y mujeres ilustres de su tiempo:


El Dr. Subirà moriría el 20 de noviembre de 1929 después de padecer durante varios días pérdidas de sangre por la orina (hematuria) tras ser atropellado por un tranvía, truncando así la vida de un hombre singular y adelantado a su tiempo que esperemos que este escrito ponga en el lugar que se merece.

domingo, 7 de agosto de 2016

EMPRENDER: ¿UNA MODA ACTUAL?


De un tiempo a esta parte, parece que eso de ser "emprendedor" está de moda. Salen libros como setas sobre ese tema, así como multitud de conferencias. Y cierto es que si no eres feliz allí dónde estás trabajando, viviendo, relacionándote,,, se hace necesaria una determinada actitud que no siempre todos estamos dispuestos a hacer frente, poniéndonos multitud de excusas, pero que al final, lo único cierto es que el problema real detrás de esas excusas es el miedo, por no decir el PÁNICO que nos atenaza y nos paraliza. 

¿Cambiar de casa?, ¿cambiar de trabajo?, ¿dejar una pareja?, o querer viajar más, querer tener un novi@, tener una vida social más activa, tener más y mejores amigos...todo eso son motivos más que suficientes para buscar esa actitud emprendedora, que no sólo ha de tener relación con el trabajo. Pero eso requiere de un punto de coraje y plantearse: ¿qué es lo peor que puede pasar?, ¿morirnos?. ¡¡¡Pues vaya problema!!! Una vez finados, se acabaron esos problemas , ¿no?. 

No, en serio, que lo peor que nos puede pasar seguramente será que....nos quedemos igual. Pero al menos lo habremos intentado (con hacerlo un poco no vale la pena, ¡¡¡eh!!! ). Pero no lo dejemos al primer intento si realmente nos apetece. Y aunque sigamos fracasando, seguro, seguro, seguro que algo habremos aprendido.

Por ejemplo, yo hace unos meses empecé a bailar Lindy Hop. ¿Para qué?: para pasármelo bien, hacer algo diferente, conocer gente nueva...y si suena la flauta...hehehehe!!!!!. ¿Tenía miedo?: no, ¡¡¡PÁAAAANICO!!! Soy muy patosillo, y más bien tirando a tímido e inseguro, pero  me apetecía por lo que decía antes. Así que empecé... Y fui a bailar los domingos YO SÓLO, MUERTO DEL MIEDO para practicar. He tenido días de todo: días en que he conocido gente maravillosa y otros que he conocido gente que deseaba bastante que desear, pero para mí hacer eso era importante para superar miedos e inseguridades. Casualmente, me he encontrado viejos conocidos o un amigo que hice hace muy poco caminando por la montaña, también en un grupo al que me apunté yo sólo porque me apetecía mucho, resulta que también hace años que baila y nos hemos encontrado varias veces bailando y me acaba de ofrecer la posibilidad de echarme una mano para mejorar mis habilidades danzatorias. Ya ves que la vida, cuando empiezas a tirar de un hilo, salen otros.

Bueno, esto lo quería explicar porque hoy, en casa de mis padres, dentro de un viejo libro que estaba consultando, me ha aparecido este escrito:



No conocía el autor, pero consultando a nuestro buen amigo St. Google, he podido ver que le debemos la frase a Orison Sweet Marden,  un hombre muy conocido en su tiempo.

Pero, sobretodo, la gran sorpresa ha venido al ver la fecha y el año en que apareció esta frase: salió de un calendario del añó 1946, un ¡12 de agosto! (hehehe!!!!).




¿Por qué ambas sorpresas? Bueno, primero el año: como decía, tenemos la sensación que eso de emprender es algo "moderno" muy en la línea de la "new age", del cambio de milenio. Pero ya veis que no. Que antes del cambio de milenio ya había quien nos animaba a buscar nuestro propio camino a pesar del miedo que nos pueda atenazar.

Y lo del 12 de agosto.....bueno, es que los que me conocen bien saben que es la fecha de mi cumpleaños (y si no lo sabías, te lo apuntas y el viernes que viene me felicitas, hehehehe!!!!). Y algunos saben también que para mi, este 12 de agosto de 2016 es especialmente especial (¡y perdonad la redundancia!)  por lo que está por acontecer en un muy breve período de tiempo.

Finalmente, no quiero terminar esta reflexión sin recomendaros a alguien que much@s de vosostr@s seguro que ya conocéis, pero por si hay algún despistadill@, permitidme que os recomiende en especial al Dr. Mario Alonso Puig, médico cirujano del sistema digestivo que es para mi un referente en esto de la superación personal y el reinventarse ya que justifica sus postulados siempre desde una visión científica. Mario, si lees esto y nos podemos poner en contacto me gustaría mucho, ¿sabes?, ya que es una de las cosas que en esta nueva etapa me gustaría: poder compartir escenario con este ilustre médico (¡ahí va la propuesta mi querido Universo!).

¡Ah!, y si alguien quiere que vayamos a bailar, pos eso, que se aceptan propuestas...

¡¡¡SALUD!!!

sábado, 16 de julio de 2016

NIZA: UN GRITO A LA ESPERANZA



Ayer viernes por la mañana me levantaba con la triste noticia de los atentados ocurridos en Niza durante la noche de su fiesta nacional mientras miles de personas disfrutaban de una noche plácida y tranquila observando como el cielo se iluminaba de hermosos fuegos artificiales.

Pero la noche hizo un giro dramático cuando un camión a más de 80 km/h se abalanzó sobre la muchedumbre buscando acabar con la vida de cuántas más personas mejor.

¿Qué le lleva a alguien cometer semejante atrocidad?¿Alguien en su sano juicio cree que eso podría llegar a hacerlo alguien amado, querido, respetado y valorado por lo que es y no por lo que tiene y que vive su vida con un PROPÓSITO y una MISIÓN?. Creo que la respuesta es obvia.

Todos los medios de comunicación sólo hacían que regocijarse en el número de víctimas, cómo pudo llegar el camión a entrar en ese espacio y hacer lo que hizo o si el conductor era integrante o no de un grupo terrorista. ¿Pero alguien se preocupó de saber qué vida, qué influencias, que FORMACIÓN había recibido este muchacho durante su niñez para llegar a tener la necesidad de realizar un acto terrorista cómo ese?.

Cada día nos levantamos con noticias de atentados, asesinatos, mujeres asesinadas en manos de sus parejas o ex-parejas...Todo ello no es más que el producto de la rabia y la falta de autoestima acumulados durante demasiados años así como la falta de reconocimiento de nuestros valores y potencialidades.

Además, ¿cuántas personas viven vidas que no han escogido vivir?, ¿cuántos matrimonios por conveniencia?, ¿cuántas personas realmente están desarrollando trabajos que les apasionan y que se mueren de ganas de levantarse por la mañanas para aportar su grano de arena a este mundo desde su ESENCIA?. Pero no, escogemos parejas para no estar solos, buscamos un trabajo para nuestra seguridad, no nos atrevemos a mirar hacia adentro y ver cuán vacíos emocionalmente estamos con lo que buscamos rellenar ese vacío con elementos materiales o evadiéndonos a través del alcohol, el sexo, las compras compulsivas, el deporte en exceso, la obsesión por comer sano....o mirando horas y horas la televisión viendo programas basura que lo único que hacen es hacernos conectar aún más muchas veces con nuestra propia rabia interior y nuestros miedos más profundos y no hacemos más que perpetuar ese dolor y vacíos inmensos que en algún caso pueden llegar a explotar en las formas que antes comentaba.

Por eso....¡QUE TAN IMPORTANTE ES PUES TOMAR CONCIENCIA DE NUESTRAS EMOCIONES!. Y en eso TODOS somo responsables: nuestros padres, que deben animarnos a ser nosotros mismos sin ejercer una autoridad excesiva dándonos márgenes para la libertad (que nada tiene que ver con desatender las necesidades de los hijos dejando que sean los abuelos, o la tele quienes los eduquen), los maestros, que deben estar atentos a aquellas potencialidades que muestran los niños en sus primeros años de vida, las empresas, que deberían conocer a sus trabajadores y permitirles que desarrollaran su trabajo desde su ESENCIA. Pero somos sobretodo nosotros los que debemos tomar conciencia de quienes somos, qué queremos en nuestra vida y sobretodo, qué no queremos, cuales son nuestros TALENTOS y FORMARNOS para poder desarrollar todas nuestras potencialidades al máximo, ya que si todos brillamos de manera natural en lo que hacemos, eso será motivo de inspiración para otras personas. 

Por todo ello quiero que hechos como los de Niza sean gritos a la esperanza, la esperanza de darnos cuenta de una vez que TODOS , de una manera o de otra, somos responsables de estos sucesos tan desgraciados que a veces azotan nuestras vidas y que no hacen más que hacernos conectar aun más con ese miedo que nos paraliza y no nos deja salir de nuestra zona de confort con la falsa creencia de que en esa zona estamos "seguros". Pero es justo al salir de esa Zona de Confort donde se abre un mundo nuevo de posibilidades aún por explorar que pueden enriquecer nuestras vidas evitando ese dolor tan profundo capaz de hacernos realizar actos tan crueles como los vividos en la ciudad francesa de Niza el pasado 14 de julio de 2016.